En el día de ayer, nuestro primer equipo salió derrotado por la mínima antes un rival directo por el descenso. Los dos conjuntos, si conseguían ganar, se aseguraban la permanecía matemáticamente. Fue un partido muy disputado, donde la primera parte se vio un equipo con muchos nervios debido a la importancia del partido y a las condiciones del terreno de juego, sin apenas llegar a la portería contraria. En la segunda parte, nuestro primer equipo fue cogiendo confianza poco a poco pero el conjunto local consiguió adelantarse en el marcador. A partir de este momento, realizamos muy buenos 25 minutos teniendo 2 ocasiones claras de gol que no supimos aprovechar. No fue hasta el minuto 91, cuando conseguimos empatar con un cabezazo desde fuera del área de nuestro capitán, Pablo. La suerte no nos vuelve a acompañar y como pasó el día del rivas, en la última jugada del encuentro y nuevamente de córner, nos hacen el gol de la victoria para el equipo local.

Los de Nacho, siguen compitiendo muy bien y demostrando que no deben ocupar la posición en la clasificación donde están. Quedan dos partidos, dos finales, para conseguir la ansiada permanencia.

Os esperamos a todos el día 13 de junio en Oroquieta para acompañar a nuestro primer equipo! 💛